El pedo del vasco

En una noche tranquila en un caserío cerca de Bilbao, se oye un enorme pedo.El hijo pregunta:-Padre, has sido tu?-Si, hijo mío, he sido yo.-Ya, ya me parecía mucho pa la mula!!

Leer chiste completo »

Vascos ligan con francesas

Estaban dos vascos de pueblo en el campo, cuando de repente se les acercan dos francesas y les dicen:– ¿Ustedes querer follar?Y dice uno de los vascos:– Ostia Pachi que estas quieren echar un quiqui.Se van a acercar a las francesas y les dice una sacando un preservativo:– No, no

Leer chiste completo »

Un andaluz en una farmacia de Bilbao

Entra un andaluz en una farmacia de Bilbao:– Hola, buenos días. Me da una aspirinita…– Qué leche aspirinita, chaval. Aquí una Aspirinota y te la llevas rodando pues…– (Joer…) Bueno, vale y me da también un jarabito…– Pero ¿qué dices?. En la farmacia del Patxi un Jarabote en garrafa y

Leer chiste completo »

Catalán donante de sangre

Esto es un catalán que esta escuchando la radio y decide acudir a una llamada de auxilio para un hombre que ha tenido un accidente, y que necesita un donante de sangre.El hombre que necesitaba la transfusion es un andaluz, que agradecido por salvarle la vida, le regala un cortijo

Leer chiste completo »

Saludable

– Soy una persona muy saludable.– ¿Haces mucho deporte y comes sano?– No. Es que la gente me saluda por la calle y yo… pues les devuelvo el saludo.

Leer chiste completo »

Cucho

En un barrio de Afganistán, en donde todos eran pobres, aparece un cartel con un anuncio con el fondo de la sultana desnuda y en letras muy grandes decía de parte del sultán: – ¡Aquel que se tire a mi hija Khalintha (la sultana) y la haga gritar, de manera descontrolada y alocada sera mi heredero al trono! A partir de mañana empiecen a venir a mi palacio. Al dia siguiente efectivamente miles y miles de millones de hombres se aparecen en el palacio del sultán, entraban de diez en diez. En la enesima ronda, entran nueve tipos todos frozudos y musculosos y uno todo flaco y destartalado. El sultán les dice a los diez:- ¡Bájense los pantalones! – todos obedecieron… La mayoria de los penes eran grandes, excepto el de el ultimo, que era pequeñito y tenia un tatuaje que decía “Cucho”… Entraron los nueve hombres uno por uno y nada, no se escuchaba ni un gemido de la mujer… hasta que llego el último y al cabo de cinco minutos se escucho el grito: -¡Aaahhh!, ¡Mmmmjjhh!….. Cuando sale el tipo, el sultán le preguntó: – Mijo, ¿Cómo hiciste para que esa mujer gritara tanto con ese pene tan

La filatelia

¿Por qué los del correo no hacen estampillas con imágenes de hacienda?… porque la gente no sabría en que lado del sello deben escupir.